En relación con el anuncio del Ministerio de Consumo sobre la limitación de publicidad de productos alimentarios dirigida al público infantil, la Asociación Española de Anunciantes (aea), en línea con lo manifestado por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y otras asociaciones de la cadena alimentaria, rechaza el planteamiento sorprendente e injustificado de este Ministerio.
2019.LogoAsociacionEspanoladeAnunciantesAEA

La Asociación Española de Anunciantes está integrada en la Comisión de Seguimiento del Código Paos desde donde se está trabajando en la actualización de dicho Código. En virtud de ello, en los últimos meses, la industria de alimentación y bebidas ha ofrecido reducir de manera voluntaria más de un 75% de la publicidad dirigida al público infantil.

El Código Paos supone una respuesta equilibrada a las necesidades regulatorias en el ámbito de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores. Es una apuesta pionera muy reconocida y valorada en Europa, ejemplo de actuación y compromiso de la industria de acuerdo con la Administración en beneficio de los consumidores, lo que hace posible que no sea necesario desarrollar una normativa específica en este ámbito.

Por todo ello, sorprenden estas declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, ya que, en la pasada reunión de dicha Comisión de Seguimiento, que tuvo lugar el miércoles 27 de octubre, el representante del Ministerio de Consumo aseguró que no había ninguna decisión tomada en relación con el perfil nutricional sobre el que se basarán las limitaciones publicitarias.  La decisión final aseguró que sería fruto de un debate en el que se buscaría el consenso entre todas las partes implicadas.

La aea siempre se ha mostrado abierta a la colaboración con la administración ante la cual manifiesta su disposición a seguir trabajando en esta vía colaborativa y de autorregulación. La industria publicitaria no puede ser estigmatizada ni cercenada en su recuperación y, aún más, tras el acusado periodo con la pandemia COVID 19 que tanto ha afectado a las inversiones publicitarias.

Este sector, sobre el que ya existen múltiples códigos restrictivos de autorregulación, es, además, multiplicador del valor económico con efectos directos e indirectos en el tejido empresarial. En España aporta un 1,3% al PIB y genera un volumen de negocio superior a 18.720 millones de euros, lo que representa el 3,5% de todo el sector servicios y más de 100.000 empleos, siendo una industria reconocida a nivel mundial de la que forman parte casi 41.000 empresas.

Fuente:

Elena Pérez del Monte

Directora de Comunicación